LA IMPORTANCIA DEL CRECIMIENTO SOSTENIBLE
16440
post-template-default,single,single-post,postid-16440,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

LA IMPORTANCIA DEL CRECIMIENTO SOSTENIBLE

LA IMPORTANCIA DEL CRECIMIENTO SOSTENIBLE

Tan importante es trabajar para crecer, como ser conscientes de la forma que estamos creciendo.

Normalmente, cuando estamos sumergidos en la actividad ordinaria de nuestra empresa pasamos por alto ciertos aspectos vitales. Simplemente no tenemos tiempo de pararnos a pensar en ciertas cosas. Sin embargo, lo verdaderamente importante no es crecer, sino hacerlo de una manera sostenible.

Alrededor del 70 % de empresas que configuran nuestro tejido empresarial obvian la sobreexposición de clientes y proveedores. Es decir, el 70 % de las empresas no analizan que porcentaje de sus ingresos o compras recaen sobre un mismo cliente o proveedor. Y lo verdaderamente alarmante es que este porcentaje aumenta significativamente entre las empresas que facturan menos de seis millones de euros.  

No existe una forma genérica de calcular y determinar los perjuicios que conllevaría una sobreexposición a un cliente, puesto que depende de múltiples variables como el sector, estructura mercantil, volumen te operaciones, masa asalariada, etc.

La manera de cuantificar el perjuicio es identificando el impacto que tendría para dicha empresa la perdida de ese cliente sobre el conjunto de la actividad y estructura empresarial.

Tampoco existe un porcentaje a partir del cual podamos decir que existe sobreexposición en una empresa puesto que la casuística posible es innumerable.  Si es cierto que desde MC&GUR Asesores aconsejamos que la exposición a un cliente no supere el 20 % como norma general.

Es de vital importancia identificar el grado de exposición a la clientela, puesto que esto nos da la posibilidad de diseñar una estrategia para minimizar lo máximo posible cualquier contingencia que padezca dicho cliente como morosidad, insolvencia, deslocalización, etc.

Un ejemplo de iniciativas para minimizar esos riesgos puede ser la configuración de una estructura societaria que nos permita proteger los principales activos de una compañía frente a una dificultad coyuntural.

Para el caso de no haberse adoptado tales medidas preventivas, cabe plantearse operaciones de mayor complejidad como pueden ser la escisión o la venta de unidad productiva.

En MC&GUR Asesores nos ponemos a vuestra disposición para identificar y gestionar cualquier situación de sobreexposición, avalados por los más de 70 años de experiencia en el sector.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.